Páginas vistas en total

lunes, 31 de octubre de 2016

El dios de Mariano Rajoy


Rajoy, con un aspecto relajado y vestido de oscuro y una corbata azul, ha jurado su cargo ante sendos ejemplares de la Biblia y de la Constitución y con una crucifijo, como él mismo ha elegido.


Jesús dice de un modo taxativo (apodíctico) ¡no juréis! Mt 5,17-37

Dios no está ahí para avalar los juramentos, sino que tiene valor en sí mismo, por encima de ese tipo de palabras sagradas. La verdad religiosa del hombre se sitúa en el plano de la vida profana, sin necesidad de introducir una palabra religiosa (de juramento) para ratificar por ella las relaciones humanas.
El diccionario define el capitalismo como "un sistema económico, caracterizado por la propiedad privada o corporativa de bienes capitales, por inversiones que están determinadas por decisiones particulares, y por precios, producción, y la distribución de bienes que están determinados principalmente por la competencia en el mercado libre."
 
Rajoy jura su cargo ante un crucifijo y una Biblia, pero Rajoy parece que no sabe lo que dice la Biblia sobre el capitalismo,  habla mucho sobre cuestiones económicas. Por ejemplo, secciones enteras del libro de Proverbios y muchas de las parábolas de Jesús, tratan sobre asuntos económicos. Como tal, aprendemos cuál debe ser nuestra actitud hacia la riqueza y cómo debe manejar un cristiano sus finanzas. El Reino de Dios es Justicia, es decir, liberación de los marginados y oprimidos. En el Reino, el poder es de Dios y se ejerce en la práctica comunitariamente. No hay Estado, sino comunidad. De todas formas lo más inquietante de Rajoy es que en su discurso de las cosas se olvida de que hay un colectivo que lo está pasando peor, a pesar de su perorata “España está en disposición de emprender una guerra sin cuartel contra el paro”. ¿A qué espera? Son muchos los olvidados de Rajoy.
 Isaías 3,14: "Vosotros habéis incendiado la viña, lo robado al pobre tenéis en vuestras casas. Pero ¿qué os importa? Machacáis a mi pueblo y moléis el rostro de los pobres"
La reforma laboral del gobierno De Rajoy es la culminación  de un saqueo a los trabajadores de este país, acompañado también de un saqueo ideológico para que todos creamos que esas medidas son necesarias y no hay otras.
Todas las medidas tomadas por el gobierno de Rajoy cargan sobre los más débiles, y a favor de los más fuertes como la reforma laboral, que permite al empresario manejar a su antojo al empleado. Estas medidas han hecho más ricos a los ricos y más pobres a los pobres.
El Estado salió al rescate de las entidades de todos estos usureros y malversadores con dinero público, o  sea, de todos los ciudadanos. Para eso hay, pero no hay para educación, sanidad, investigación, servicios sociales, etc.  
En nombre de la Biblia, los grupos fundamentalistas rechazan la apertura a la realidad. La Biblia llama a reconocer a las autoridades civiles y demanda a los ciudadanos manifestar respeto y sujeción a ellas; no obstante, bajo ningún aspecto la Biblia avala la opresión, sino que, al contrario, establece con meridiana claridad que la opresión ha de ser juzgada y castigada de forma insoslayable por Dios, quien permite que los gobernantes asuman un lugar de influencia para bien de los pueblos y no para su engrandecimiento y disfrute personal. 
Jesús dirigió la parábola del buen pastor a los dirigentes religioso-políticos de la época porque tenían al redil abandonado y vivían de oprimir a la gente, y por eso les llama asalariados. No basta con dar limosnas, que resuelven algo momentáneamente, pero no erradican las causas del mal y deterioran la dignidad de las personas. Hay que denunciar, no solo con informes, sino también salir a la calle a manifestarse públicamente.
Estamos a tiempo de impedir que destruyan nuestra sociedad y conviertan a España en una colonia satélite de los países centrales.
No debemos olvidar que Mariano Rajoy también es el presidente de un partido imputado por su gran compromiso en la destrucción de pruebas para impedir una investigación judicial de corrupción. Es también el  presidente del partido de la caja B, el presidente del “sé fuerte” a Luis Bárcenas 
 

viernes, 28 de octubre de 2016

La sociedad del escándalo

 
 
 
Bernardo PÉREZ ANDREO.
 

Es doctor en Teología y en Filosofía. Actualmente es Profesor Ordinario de Teología en el Instituto Teológico de Murcia OFM, donde coordina el Máster en Teología y la Línea de Investigación en Teología del Programa de Doctorado en Artes y Humanidades. Mantiene dos líneas de investigación: una sobre la relación de la Teología con el mundo posmoderno, especialmente la filosofía, las ciencias y las humanidades, y otra sobre los procesos de desecularización a partir de la filosofía de David Hume.

DESCLÉE DE BROUWER

BILBAO – 2016

La sociedad actual es la sociedad del escándalo en un doble sentido. En un primer sentido, negativo, es la sociedad en la que el hombre se ha convertido en piedra de caída, piedra de escándalo, para el hombre. En un segundo sentido, positivo, es la sociedad en la que se establece una medida para determinar el valor de lo humano o lo social, una sociedad del escandallo que permite ascender por la escala de lo humano, que permite transcender. En el primero vemos cómo la sociedad del escándalo es la muerte de la posmodernidad, la muerte al fin, de la modernidad. Es una sociedad donde ya nada puede construirse pues el hombre es ocasión de caída para el hombre, donde las condiciones sociales y económicas llevan a unos a ser lobos para otros, y a todos a un proceso de deshumanización. Es la sociedad de la muerte definitiva del hombre, la sociedad poshumana. Sin embargo, donde abunda el pecado sobreabunda la gracia y si la sociedad actual es ocasión de seducción (Mt 18, 6-10), es decir, de caída y desgracia, también lo es de oportunidad para la salvación de lo humano, del mundo y de la sociedad. Como dijera Pablo a los gálatas, la cruz es un escándalo, pero es la salvación (Gal 5, 11). La cruz, el sufrimiento inocente de tantos millones de seres humanos y del planeta Tierra, es el camino para la salvación de la sociedad.

La sociedad que viene, este mundo en el que ya vivimos y que se nos impone por la fuerza de la evidencia, es lo más parecido a un infierno sartreano. El infierno son los otros, el otro, el Otro. Es una sociedad donde reina la desconfianza, el recelo y el miedo, pero también es una sociedad, un mundo, donde podemos hacernos cargo de la realidad y encargarnos de cambiarla. Podemos tirar del freno de emergencia y hacer que el tren que avanza veloz al abismo frene en el último momento, antes será casi imposible. La sociedad debordiana del espectáculo era aún una rama más del árbol de la modernidad, una rama endeble y lujosa, pero una rama al fin de aquel feraz árbol del conocimiento. En la sociedad del espectáculo todo es imagen, ídolo y apariencia, pero lo es de una realidad que sigue en la base. En la sociedad del escándalo, la sociedad donde cada hombre es ocasión de caída para el resto, ya no hay opción a retornar a aquel árbol. Es necesario ser conscientes de la necesidad de volver a cultivar otro árbol, desde el comienzo, empezar de nuevo.






Prólogo .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .

13

      I.- E l mundo venidero  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .

19

                        1. El exceso excremental . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

20

                          2. El infierno prometido. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

22 

                         3. En el infierno de Rambo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

25 

                          4. La estrategia del caracol . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

28 

                         5. El espectáculo de la sociedad . . . . . . . . . . . . . . . . . .

30 

                         6. La sociedad que viene. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

33 

                         7. El freno de emergencia. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

36 

                         8. Más Mad Max . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

39

 II.- A ntitEodicEA de la globalización Posmoderna. . . . . . . . .

43

                         1. Globalización y Filosofía . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

44 

                         2. Filosofía de la Globalización . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

46

                       3. Un oxímoron razonable: filosofía práctica . . . . . . . .

49

                        4. La imagen especular de la vieja tesis 11 . . . . . . . . . .

50

                         5. Dónde estamos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

53

                         6. La religión de la globalización. . . . . . . . . . . . . . . . . .

54

 III.- E l cAPitAlismo dEl siglo XXi. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

59

                         1. El espíritu del capitalismo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

60

                             1.1. El espíritu renovado del capitalismo. . . . . . . .

60

                             1.2. El sentido común capitalista . . . . . . . . . . . . . .

65
 



                            1.3. El sujeto del proyecto capitalista: América. . .

68

                              1.4. Mors tua, vita mea.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

71

                              1.5. El crimen perfecto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

74

                        2. La superación de la lógica perversa del capital . . . .

76

                              2.1. Simplemente, canalla. . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

76

                              2.2. Capicomunismo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

79

                              2.3. Ecocapitalismo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

81

                             2.4. El ala izquierda del capitalismo. . . . . . . . . . . .

83

                             2.5. El 3% y nuestra destrucción. . . . . . . . . . . . . . .

85

                         3. Capitalism Reloaded. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

89

                              3.1. El manifiesto capitalista . . . . . . . . . . . . . . . . .

89

                             3.2. Los mitos del capitalismo. . . . . . . . . . . . . . . . .

91

                              3.3. Capitalismo clientelista . . . . . . . . . . . . . . . . . .

93

                             3.4. Smith y el capitalismo inmaterial . . . . . . . . . .

97

 IV.-  EntrAndo en crisis, una vez más . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

99

                         1. Viviendo el final de los tiempos. . . . . . . . . . . . . . . . .

100

                          2. Crisis, what crisis? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

102

                          3. Crisis E-4. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

105

                          4. Lost in the Script . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

108

                          5. The Shitstorm Society . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

111

EPílogo  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .

117

bibliogrAfíA .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .

121